Posts Tagged: les 7 doigts de la main


11
Oct 11

La fuerza bruta de toda una temporada

Prestadnos el nombre, sólo un momento: el Price se alía con Fuerza Bruta, compañía visitante que estará hasta el 23 de octubre inundando de agua la pista de circo, haciendo saltar a sus actores por los aires, correr y atravesar paredes, llevando el teatro hasta la bóveda del Price, sobre las cabezas de los espectadores. Hoy se estrena su espectáculo. Y hoy también se ha convocado un encuentro para explicar la nueva temporada del Price, hasta verano de 2012.  Se ha inaugurado con CRECE y con Fuerza Bruta, qué mejores compañeros de viaje. Queda mucho, y todo bueno. ¿Conciertos? Un noviembre digno de Wilco, de Madeleine Peyroux, de Pat Metheny, de Sidonie o de Anoushka Shankar. Pero también sabemos ya nombres del próximo Festival Flamenco, en febrero: nada menos que Estrella Morente abriendo cartel y Arcángel cerrándolo. Los meses se barajan como cartas en manos de un mago de la talla de Tamariz o Jorge Blass, que retornan con el Festival de Magia, también en febrero: diez días de encuentro para genios de todo el mundo.

¿Y qué hay de circo? Una programación muy muy intensa que recorre todo el año, conviviendo por supuesto con las demás actividades. Desde la cita ya tradicional en Navidades, hasta la visita inmediatamente posterior del Festival Escena Contemporánea: una cucharada de circo “del de toda la vida”, y a continuación la experimentación y la audacia del maratón Al Filo –por cierto, está a punto de cerrarse la convocatoria que recibe propuestas de compañías de todo el mundo-. El año pasado fueron 8 compañías de toda Europa las que formaron parte de este encuentro peculiar en diálogo con otras artes escénicas como la danza o la performance. O también en febrero Subliminati Corporation, integrada por ex participantes de CRECE y que en colaboración con el Price han desarrollado su espectáculo, que pasó por Al Filo’11. La primavera llega con compañías de la talla de los cíngaros franceses Romanés, que convierten cada noche de función en una fiesta gitana con comida y música en directo, o The Circa Ensemble, los australianos que cautivaron a medio Madrid en el pasado Festival de Otoño en Primavera –la experiencia con ellos fue tan buena que esta vez vuelven varias semanas-, con sus acrobacias imposibles y su sentido del humor. El calendario corre y con la metamorfosis del buen tiempo llegará el Petit Price, la transformación de la pista en sala más recogida, para propuestas de “formato pequeño y espíritu grande”, con compañías como EIA –otros jóvenes veteranos salidos de CRECE-, los fabulosos 7 doigts de la main o Colporteurs, siempre sobre el alambre.

Resulta imposible resumir aquí todo lo que llega. Faltan por explicar encuentros, debates, talleres de experimentación como el de la compañía Animalario, que prepara un nuevo proyecto sobre el capitalismo, espectáculos como THIS IS THE END, de la Escuela de Circo de Chalons en Champagne, en junio. Por supuesto, siguen los talleres de circo y magia para adultos y niños. Se rumorea que al edificio le va a salir un huerto, abierto a todo el que quiera participar para construir un espacio de cultivo y cuidado de la naturaleza. Y que el broche lo pone La Fura dels Baus, con un prometedor proyecto, Canto de Sirenas, que reúne ópera, cabaret, gastronomía y espacio circular. ¿Preparados? Que el futuro nos coja ilusionados.


13
Abr 11

Siete ante el espejo

De Facebook al camerino, directamente. Algunos amigos del Teatro Circo Price nos enviaron preguntas para Les 7 doigts de la main y es el momento de hacerlas. Estamos en el camerino, después de la euforia del estreno de ayer, en el que el público recibió, con sorpresa primero y ovaciones después, una obra extrema, peligrosa: La vie. Un cuento macabro en el que el circo es el lenguaje para dibujar la muerte, el error y el deseo. Tremendo derroche el de estos 7 fenómenos que ahora, como si nada, se maquillan delante del espejo, preparándose para la función de hoy. La portavoz esta vez es Isabelle Chassé, una de las fundadoras de la compañía. La primera pregunta es muy oportuna:

Paula Romo: ¿Vais a ser el mismo equipo artístico del año pasado? [el año pasado Les 7 doigts de la main trajeron PSY al Price]

Les 7 doigts de la main/Isabelle Chassé: No, es un reparto completamente diferente. Esta vez, tres de los que estamos en escena somos los miembros fundadores de Les  7 doigts de la main. Otros son colaboradores nuestros de hace años, y algunos desde hace meses, nuevos fichajes.

Ricardo Cristóbal Sáenz: Lo que más me gusta de los espectáculos de Les 7 doigts de la main es que se basan en lo humano; pero me llama la atención que suelen basarse en el lado más oscuro; ¿por qué esa fijación? ¿Lo bonito no se merece uno de vuestros magníficos espectáculos?

Les 7 doigts de la main/Isabelle Chassé: Nuestro primer espectáculo, LOFT, el único de la compañía que no ha venido al Price, celebrábamos la vida cotidiana; era una atmósfera muy relajada y alegre. A medida que hemos evolucionado hemos querido profundizar más y eso nos ha llevado a temas arriesgados, complicados de manejar. Pero lo hacemos siempre buscando esa conexión con el día a día de la gente, y con pequeños detalles con los que el público se puede identificar. Por ejemplo, cuando Evelyn [Allard, compañera en escena, que en este momento se está maquillando a su lado mientras escucha música con unos auriculares] empieza a toser, parece algo sencillo, anecdótico, sin importancia; y sin embargo detrás de esa cosa pequeñita hay toda una historia de consecuencias muy profundas. Eso nos gusta.

Ricardo Cristóbal Sáenz: ¿Qué es antes, el número o la música en vuestros espectáculos?

L7DDLM/Isabelle Chassé: Normalmente elegimos un tema musical, y de ahí creamos el número, aunque a veces sucede al revés. Para nosotros la música es muy muy inspiradora.

Ricardo Cristóbal Sáenz: ¿Para cuándo una estancia más larga en España?

L7DDLM/Isabelle Chassé: Donde nos quieran y nos llamen, allí estaremos y nos quedaremos lo que haga falta.

Ricardo Cristóbal Sáenz: ¿Qué tiene Canadá que tanto inspira a los artistas de circo?

L7DDLM/ Isabelle Chassé: Bueno, ésta es mi opinión personal, pero creo que en Quebéc la situación y el ambiente político favorecen el que haya una cultura fértil, que pretende preservar una identidad. Asimismo, la crisis, aunque suene paradójico, alimenta las ganas de seguir luchando y soñando, y el circo es el lenguaje que más se parece a los sueños.

Ricardo Cristóbal Sáenz: Si estuvieseis a punto de estrellaros con un avión y os dieran la posibilidad de vivir una hora más antes de mataros, ¿qué haríais?

L7DDLM/Isabelle Chassé: Yo saltaría del avión y volaría.

Ante las risas de Evelyn Allard, compañera de camerino que termina de maquillarse en estos momentos, Isabelle replica “¡Es una pregunta imposible! ¡El deseo cambiaría cada hora, dependiendo del estado de ánimo!”. Y es que estos 7 dedos de la mano se han acostumbrado tanto a fantasear con la catástrofe que, probablemente, en esa hora de gracia concedida crearían un espectáculo nuevo. De momento vamos a disfrutar de las horas que nos quedan y de lo que nos traen, que se va pronto…

La vie estará en el Price hasta el domingo 17 de abril.


8
Abr 11

Siete sin límite

Hay compañías enormes, como ésta, pero sólo existen 7 dedos de la mano originales y genuinos. En 2002, siete colegas, acróbatas del Circo del Sol o de Cirque Eloize, se dieron cuenta de que buscaban algo más y se lanzaron a perseguir un sueño: crear una compañía, Les 7 doigts de la main, donde todos aportan, todos sugieren, explorando en los territorios del circo y el teatro más extraño y juguetón al mismo tiempo. Shana Carrol, Sebastien Soldevila, Isabelle Chassé, Patrick Leonard, Faon Shane, Gyspsy Snider y Samuel Tétreault  son coreógrafos, acróbatas, directores, dramaturgos y diseñadores. Su equipo de trabajo ha crecido y ya se puede decir que son una de las compañías de circo contemporáneo más relevantes del panorama internacional. Con espectáculos como Traces, que vino al Price en 2009, y Psy, que lo hizo en 2010, nos demostraron cómo se puede mezclar circo, break dance, parkour, danza y humor de la mano de intérpretes jovencísimos, recién salidos de sus escuelas y con un gran sentido del trabajo en grupo.

Madrid cayó rendido ante su propuesta. Pero, con La Vie, han vuelto a subir el listón. Y es que los 7 miembros originarios, los fundadores, vuelven a salir a escena. Ellos y sólo ellos conducen este viaje entre la vida y la muerte… Nunca mejor dicho, ya que La vie se sitúa en un onírico Juicio Final, un cabaret con toques eróticos y humor circense. Shana Carroll, una de las pioneras, asegura que es un montaje “muy ambicioso. Tenemos más dramaturgia de la habitual en cualquier espectáculo de circo”. Esto demuestra el espíritu inquieto y único de Les 7 doigts de la main. Cuando podrían haberse instalado cómodamente en la imagen que han construido, ya casi una marca, ellos deciden volver a lanzarse a la colchoneta, a sudar y a enfrentarse al público cada noche. Mejor para nosotros.

La Vie se estrena el próximo martes 12 de abril en el Teatro Circo Price, y estará hasta el día 17 del mismo mes.


19
Abr 10

“Luchar por mantener la atmósfera del espectáculo nos motiva mucho durante la gira”

  

Les 7 doigts ya se va, se va, bajo esa nube de ceniza que hace cosquillas a todos los aviones de Europa… Se van en coche, y les decimos adiós con nuestras manos de cinco dedos. Pero nos quedamos con las imágenes que nos han regalado, y de paso con las palabras con las que han tenido la amabilidad de responder a nuestras preguntas. Los amigos y fans de Teatro Circo Price lanzaron sus preguntas a través de la convocatoria en redes sociales, para compartir dudas, inquietudes y ruegos acerca del espectáculo y su proceso. Julien Silliau, inolvidable número de rueda alemana e inolvidable interpretación de un adicto, se ofreció como portavoz.  Éste es el resultado:

· ¿Ensayáis también por las mañanas, cuando estáis por las giras? ¿Qué hacéis en general por la mañana? ¿Cambiáis aspectos del espectáculo durante el tiempo, o lo soléis mantener como estaba desde el principio?   Svante Glöckner.

Casi nunca ensayamos por las mañanas. Como trabajamos hasta entrada la noche, pasamos las mañanas durmiendo o visitando las ciudades por las que giramos. Normalmente ensayamos después de comer y probamos los elementos técnicos del espectáculo o revisamos la interpretación de algunas escenas, según la necesidad. Siempre queremos asegurar que damos lo mejor de nosotros mismos.

¿De dónde sacan las ideas y a los artistas adecuados para cada uno de sus shows? ¿De dónde sacan la inspiración, en qué se fijan o basan para inventar nuevos aparatos para los shows (tales como un sillón)? Nora Bouhlala Chacón 

Este espectáculo se creó a lo largo de seis meses, y para ello hicieron falta varias etapas. A través de la improvisación fuimos desarrollando los personajes y creando conexiones entre ellos. Estas improvisaciones nos inspiraron mucho, así como el visionado de películas que podían ayudarnos a encarnar a los personajes. Después vino el momento de guiarnos escénicamente, es decir, del movimiento, la actuación y la acrobacia. El último paso fue el de unir todos estos elementos en una sola temática y con una visión global. Así es como el espectáculo se construyó, y eso lo que  intentamos afinar con cada función. Los aparatos que utilizamos se usan a menudo en circo, pero nosotros los adaptamos a las necesidades artísticas individuales y del conjunto.

¿Cómo hacen la selección de las piezas musicales? Gracias y enhorabuena por el espectáculo. Nuria Escudero

La selección musical se hizo a lo largo del proceso de creación. Algunos temas musicales fueron difíciles de encontrar, mientras que otras eran elecciones obvias desde el principio o surgieron según necesidades de los personajes durante improvisaciones. La búsqueda de temas la hicieron Les 7 doigts, junto con Guillaume Biron [trapecio fijo], miembro del reparto. La música es una parte muy importante del espectáculo. Incluye, entre otros, a Caravan Palace y Wax Taylor.

¿Quién es el más loco o loca de la compañía y por qué? Pilar García

¿Qué quién es el más loco? Yo diría que Les 7 doigts buscaban sacar a la luz algo que reside en lo más oscuro de todos nosotros. Esto, sea alegría, ira, obsesiones… forma parte de lo que nos define como seres humanos y al modo en que nos relacionamos. Esto es lo que alimentó el proceso creativo. Lo que nosotros queremos es crear personajes interesantes y, sobre todo, entretener.

Me gustaría saber qué requerimientos logísticos supone un espectáculo tan impactante como éste, es decir, el espectáculo ¿se adapta a las necesidades de los locales en los que actúan o por el contrario siempre es el mismo? lo digo porque imagino que sus giras son muy largas y extensas y me gustaría saber si se tiene en cuenta a la hora de planificar el espectáculo. Rosana Rodríguez

A no ser que cambie el idioma en que se representa, el espectáculo no cambia apenas. A veces es necesaria una pequeña adaptación según la configuración del espacio físico al que llegamos, pero estos cambios son mínimos. En comparación, La Vie, otra producción de Les 7 doigts de la main, requiere muchas más modificaciones de un teatro a otro.

 Yo quiero agradecer a la compañía el esfuerzo por hablar en castellano. :) Me gustaría saber también cuantas horas de entrenamiento diario tienen.Por otro lado, supongo que la mayoría de ellos se dedican a esto desde muy jovencitos ¿Hay algún caso de alguno de los actores que haya empezado relativamente tarde?Yo quisiera hacerme una experta de la barra, pero creo que ya estoy mayor :P
Gracias.
La Mujer Tirita

Gracias por tus amables palabras. Respecto a la edad de los artistas, el menor tiene 20 y el mayor 28. Todos los artistas han pasado por lo menos 5 años en una escuela de circo profesional, con 30 horas semanales dedicadas a entrenar técnicas circenses en general e interpretación más otras 10 horas semanales dedicadas a su técnica en particular. En cuanto al mástil, efectivamente es una disciplina muy dura y requiere gran fuerza física. Dicho esto, nunca es tarde para empezar. Mucha gente empieza con el circo como afición, poquito a poco, y acaban siendo muy buenos. Empezar pronto sólo es necesario si quieres convertirte en acróbata profesional y vivir de ello.

¿Es más difícil crear la obra o mantenerse concentrado día tras día, función tras función? Y enhorabuena por el espectáculo!! Antonio Carter

Las dos cosas son duras pero muy gratificantes. Para crear un nuevo espectáculo, el reto está en encontrar formas originales para tratar las artes circenses. Cuando estamos de gira, permanecer concentrado puede parecer difícil en los momentos de fatiga pero prevalece el deseo de mostrar un trabajo con un proceso tan largo y las ganas de conectar con el público. Luchar por mantener la atmósfera del espectáculo nos motiva mucho durante la gira.

 ¿Cómo han preparado la interpretación de cada tipo de locura de los personajes de PSY? ¿Han ido a algún psiquiátrico? ¿Hay alguna forma de tener la banda sonora?  Un saludo y enhorabuena a todos y cada uno. Ángel Martínez.

No, no hemos consultado con psiquiatras mientras preparábamos este espectáculo aunque lo llegamos a considerar en algún momento. Les 7 doigts crearon los personajes según la personalidad y la idiosincrasia que reconocían en cada uno de nosotros. Claro que ninguno de nosotros tenemos patologías mentales, ya que el objetivo del espectáculo era caricaturizar y sacar a la luz las rarezas, conectarlas con nuestras disciplinas circenses y presentarlas de modo que conectara con el público. La primera intención es mostrar personajes originales y entretener. Mi personaje es el adicto. Mi pequeña y ocasional tendencia al exceso, por sí misma, no sería interesante. Lo mismo pasa con los rasgos de los demás. Así que exageramos, lo amplificamos, para tener algo con lo que identificarnos cuando creamos un personaje. Por lo que respecta a la búsqueda de personaje, también nos ayudaron mucho películas, libros, y la improvisación. Cada uno buscó a su manera.

¿Hay una lista de las canciones de su espectáculo? Son todas buenísimas. Enhorabuena. Pedro Martínez

Estamos preparando un CD, debería estar listo muy pronto. Puedes ser fan de la compañía en Facebook y te daremos información sobre cómo conseguirllo.http://www.facebook.com/pages/Les-7-doigts-de-la-main/116307301719798?ref=ts. También puedes suscribirte al boletín de Les 7 doigts  en www.7doigts.com.

¡Gracias a todos y cada uno por vuestra cálida acogida y vuestro apoyo!

Julien, el adicto*

                                                                *en español en el original…

 

 

 


12
Abr 10

Ahora haz una locura

Se estrenó hace apenas mes y medio.  Cada día que pasa la función crece, la ironía se afina, los intérpretes se mueven como peces en el agua. Y es que el circo tiene algo difícil de encontrar en la era digital: los cuerpos están en escena, a unos metros de nuestra butaca, arriesgándose de verdad. Unos segundos de inestabilidad en el trapecio nos recuerdan que aquí no hay trampa ni cartón; por eso aplaudimos con fuerza cuando Danica Gagnon Plamondon, trapecio,  gira y gira y además tiene tiempo para bailar ahí arriba.

La función del sábado fue explosiva: todo el público acabó de pie, después de haber hecho salir a los artistas cuatro veces a saludar. Esa tarde PSY competía con un gigante: el partido Madrid-Barça. Quizá los chicos de esta compañía canadiense no le daban importancia al hecho de que el teatro estuviera casi lleno, porque quizá no saben que un Madrid-Barça es un acontecimiento que detiene al país entero… Al acabar, nos infiltramos entre el público y preguntamos a algunos espectadores cuál es su escena favorita, cuál creen que recordarán dentro de años. “La escena colectiva de malabares”, responde María, de 27 años. “Me parece que tienen una manera muy bonita de estar juntos en escena, muy generosa. Es muy difícil unir en un número así a artistas cuya especialidad no son las mazas con el chico éste impresionante [Florent Lestage]“. Otra generación: Cristina, de 58 años, señala otra escena: “La de la almohada”. Se refiere sin duda al número de mástil de Héloïse Bourgeois y William Underwood, una composición muy delicada  que transmite perfectamente la sensación de una noche de insomnio en una pareja, y que deja al público de la sala conmovido. Cristina añade también: “Me encanta ver esto lleno de jóvenes, es raro ver un público tan variado”. Más escenas memorables: según Clara, de 20, “La del chico con la rueda [Julien Silliau]. Da miedo incluso”; según Enric, de 61, “La de los saltos. No me esperaba que ese chico rubio [Gisle Henriet], que parece tan angelical, fuera a demostrar esa fuerza en escena. ¡Casi vuela!”. Y según Luis, de 37 años: “El primer número de trapecio [Guillaume Biron]. A mí nunca me llevaron al circo de pequeño, y estoy descubriéndolo ahora. ¡Imagínate qué sorpresa!”.


6
Abr 10

Alma, cuerpo y corazón

El estreno de  PSY es inminente, y hoy, en la pista del Price, se ha presentado el último espectáculo de Les 7 doigts de la main ante los medios de comunicación. Los “once locos” nos han dejado con la boca abierta con tan sólo un fragmento del espectáculo: en apenas unos minutos hemos visto una sesión de terapia que acaba convirtiéndose en un espectacular número de malabares, una adicción que lleva a su protagonista a una espiral frenética y una discoteca donde las inseguridades se enmascaran en un frágil equilibrio. No queremos desvelar ni describir literalmente lo que hemos visto: sería una pena robar a nadie la sorpresa de comprobar cómo estos chicos hacen teatro con el circo, danza con historias,  y circo con su propia vida, su verdad, su honestidad.

Pero, ¿cuánto ponen los intérpretes de sí mismos? Nos lo ha explicado Shana Carroll, directora del espectáculo y cofundadora de Les 7 doigts de la main. “Trabajamos durante un mes entero dejando que los artistas improvisaran, a modo de taller; un mes durante el cual los guiamos pero en el que sacaron de sí mismos un material que luego íbamos a utilizar en el espectáculo”. Sin embargo, aclara que, una vez que hubo acabado este primer periodo, se pusieron a trabajar sobre un esquema ya configurado. “Es una obra con tantos elementos, tan compleja, que había que tener un esqueleto, que luego ellos podían “rellenar”, dar vida. Las proyecciones de vídeo fueron lo primero en hacerse. Además, había escenografía, coreografías, una historia… “. Los intérpretes dan vida a once arquetipos relacionados con diferentes dolencias psíquicas, y además trabajan como figurantes, apoyando a sus compañeros en otras escenas. “Cada uno ha prestado su energía a su personaje; no es que hayamos utilizado historias autobiográficas, ni nada parecido, pero sí dejamos que la forma de ser de cada uno marque las características de cada personaje. No es un trabajo colectivo, pero es enormemente colaborativo”. Ha sido todo un reto para los jóvenes circenses, que se han enfrentado a la creación de historias con carga psíquica: “Los artistas de circo suelen tener una formación muy física, y pocas veces actoral. En este trabajo se les ha exigido una gran implicación psíquica, pero también intelectual. Creo que el resultado merece la pena”.  Ante la pregunta de qué energía espera recibir del público madrileño, Shana responde que espera que puedan identificarse. “Eso demostrará que los personajes no están solos. Todos tenemos la capacidad de enfrentarnos a nuestra fragilidad. Existe una frase que me gusta mucho, y que dice “Agitar la calma y calmar la agitación”, y me parece que estas palabras ilustran perfectamente lo que esperamos”.  


29
Mar 10

Este chico necesita terapia

“Buenos días a todos. Me llamo Danny, soy maníaco-depresivo; de hecho, soy más maníaco que depresivo”. Así saluda, micrófono en mano, uno de los personajes de PSY, interpretado por el acróbata Mohamed Buseta. Y es que el último trabajo de Les 7 doigts de la main quiere indagar en lo que llamamos locura, inestabilidad, desorden psíquico. De ahí “psy”, la sílaba inicial de psique, de la mente, ese lugar imposible de conocer y dominar completamente que tantas jugarretas nos hace. Sin embargo el espectáculo quiere alejarse de una visión negativa, de la locura como infierno y del enfermo mental como víctima. Como dice otro de los intérpretes, William Underwoods, responsable del número de mástil, se trata de un espectáculo lleno de luz. Afortunadamente dentro de una semana traerán esa luz a Teatro Circo Price, en el que será el estreno europeo de PSY.

La compañía quería utilizar el lenguaje del circo para investigar en los misterios de ese indomable órgano que ocupa nuestra cabeza. “Es un viaje por el cerebro de una población entera”, resume Guillaume Biron, que en su caso realiza el viaje desde lo alto de un trapecio. Once caracteres, once arquetipos, desarrollan su patología particular a lo largo de números individuales y en grupo. Escuchar voces, tener amnesia, sentir pánico a los espacios abiertos, no saber distinguir entre la realidad y el recuerdo, vivir una adicción: aquí el malestar, en lugar de convertir a los que lo padecen en víctimas, explota de una forma tremendamente vital. Es como si el cuerpo, por una vez, pudiera acompañar al cerebro, expresando esos viajes que puede llegar a hacer este último sin pedir permiso.

PSY se estrenó el 16 de febrero en Montréal. La crítica resaltó el talento y el dominio escénico de sus jóvenes intérpretes: nueve de once son graduados de la Escuela Nacional de Circo de Canadá. Palabras como “loco”, “magnífico” e “increíble” rodearon el estreno, elogiando tanto a los números individuales, de impecable técnica circense, como los de grupo, más cercanos a lo teatral. “Queremos derribar la cuarta pared”, explica Isabelle Chassé, una de las fundadoras de Les 7 doigts de la main, “y tener una relación activa con el público”. Y no sólo lo consiguen haciendo que los personajes confiesen sus debilidades a través de un micrófono. La música y la escenografía sitúan a los espectadores en su mismo día a día, aquí y ahora. Este circo está hecho de vida cotidiana, de trucos y trampas para sobrevivir en la gran ciudad. Lejos de la estética onírica y fantasiosa del circo contemporáneo más popular -como sería el Circo del Sol- Les 7 doigts de la main apuesta por situaciones que todos podemos reconocer. Y es que todos bordeamos, de un modo u otro, la locura, los abismos de un lugar que nadie sabe dónde empieza y dónde acaba…

Ver teaser de PSY (y averiguar por qué este post se llama “Este chico necesita terapia”)


25
Mar 10

Principios del siglo XXI

Existen pocas compañías como Les 7 doigts de la main. Sus miembros fundadores escogieron este nombre porque querían ser parte de una unidad, pero sin perder las características individuales de cada uno: una mano es sólo una, pero cada dedo es diferente e irremplazable. Shana Carrol, Sebastien Soldevila, Isabelle Chassé, Patrick Leonard, Faon Shane, Gyspsy Snider y Samuel Tétreault  trabajan juntos desde hace ya más de nueve años. Desde que se lanzaron a su propia aventura, a esta compañía canadiense se la considera una de las más innovadoras y valientes de la creación contemporánea. En su primera década de vida ya han estrenado cuatro espectáculos de enorme éxito, que continúan girando por el mundo. El último de ellos es PSY, que viene al Price el 7 de abril, en el que será su estreno europeo.

Pero volvamos atrás para entender cómo siete intrépidos consiguen revolucionar el panorama circense. Se conocieron trabajando en prestigiosas compañías de circo contemporáneo como Circo del Sol o Cirque Eloize . En 2002 deciden unir fuerzas y arriesgarse formando una compañía propia: con su primer trabajo, LOFT, dejaron boquiabierto al personal que asistió al Festival de Montreal. En esta creación colectiva los 7 dedos contaban la historia de un grupo de amigos que se encierra en  un loft para aislarse del mundo exterior, renunciando a habitarlo y a entenderlo. Circo diferente: sus intérpretes iban en ropa interior, entre neveras, camas, peleas, amores, utilizando en todo momento sus nombres reales. Historias cotidianas e íntimas en las que una proeza acrobática o una arriesgada coreografía se integraban como un gesto más dentro de la convivencia en el espacio.

Para la siguiente producción, TRACES (2006), el desencanto con el mundo se recrudeció. 7 amigos encerrados en un bunker, intentando sobrevivir a su propio encierro: el sonido de alarmas, bombardeos, aviones, planeaba por encima de todo el espectáculo. Esta vez sus intérpretes eran más jóvenes todavía: seis chicos y una chica  de poco más de 20 años, escogidos de la escuela de circo, que también utilizaban sus nombres propios y su historia personal. La técnica circense se enfrentaba al skateboard, al baloncesto, al parcour. Aquí también convivían vídeo, canciones, micrófonos, proyecciones, danza, confesiones íntimas,  juegos, rivalidades, afectos. TRACES vino a Teatro Circo Price en mayo del año pasado y dejó cautivado al público más inquieto.

Un loft y un bunker. Después vino LA VIE (2007) un cabaret venenoso donde los 7 miembros fundadores volvieron a salir a escena. Romances despechados, erotismo, vida nocturna; y de nuevo visiones del fin, ya que ellos mismos lo describen como un “Día del Juicio” en el que el maestro de ceremonias tiene el destino del público en sus manos. “La muerte es un cabaret, my friend”…

¿Y qué nos deparará PSY? Esta vez el espacio que nos encierra no es ni más ni menos que el propio, el de cada uno: la mente. PSY quiere indagar en la locura y la ansiedad. El aislamiento está en la cabeza de cada uno, y esa cabeza conduce al resto del cuerpo a comportarse de manera “diferente” a la de los demás. Está claro que Les 7 doigts de la main no se conforma con lugares convencionales ni tópicos circenses. En su exploración de los lenguajes escénicos siempre dan un paso más buscando una respuesta, y la respuesta conduce a otra pregunta. Otra pregunta, otro espectáculo. Afortunadamente.